5:08am sábado 15 de julio:
La verdad pensé que la cosa de caminar 60km estaba más fácil… pero no por eso voy a dejar de intentarlo, estoy calentando:
Mis pies están q no dan más, mi espalda sigue tensionada por mi error llevando esa maletota y por el piso frío de antenoche (nos prestaron una casa sin camas), el dolor de mi cabeza no para, igual que la inflamación de mis piernas, pero también hay algo que tengo muy claro, quien camina no soy yo, es un ideal, el dolor es del cuerpo, mi mente y mi espíritu siguen altivos, por que esta lucha es más fuerte, se que estos pies ampollados son simplemente un pequeño símbolo de la gran esperanza que tienen puesta miles de colombianos en una #ColombiaSinAsbesto. Por eso si hoy termino estos 60km lo hicimos todos, si logro llegar a Villa De Leyva sin ayuda, quien lo hace es una sola fuerza, de todos, llamada voluntad.

Un día antes de morir, mi esposa me dijo, “si vas a iniciar algo por favor que no sea a medias, siempre debes intentar hacer tu mejor esfuerzo.” Y así estamos ahora, intentando, pero no poco, no a medias, sino con todas nuestras fuerzas!

Foto: abrazo de pulmón de niños del páramo llano grande. Tomada por mi compañero de caminata hasta Arcabuco: Fabricio R. Brebión.

Daniel Pineda González.
@historiasazules

#Colombia #60km #Caminata #Protesta #Asbesto #Cáncer #Vida #Esperanza #Voluntad #HistoriasAzules #ColombiaSinAsbesto